¿Qué es una wallet?

¿Qué es una Wallet?

En un post anterior expliqué, en términos generales, qué es la Blockchain o cadena de bloques. Dije que la Blockchain es una base de datos enfocada en transacciones. Si hablamos de transacciones, hablamos de pagos; si hablamos de pagos, hablamos de monedas; y si hablamos de monedas debemos tener un lugar para guardarlas. De eso precisamente se trata esta entrada. Veamos pues de forma simple qué es una Wallet y cuáles son sus características.


Una Wallet, en español cartera, es un sistema que nos permite interactuar con la Blockchain. De esta forma, podemos gestionar nuestros criptoactivos y realizar transacciones con otros usuarios de la red. Compramos, vendemos, enviamos y recibimos a través de la wallet. Pero OJO a esto, los criptoactivos no están depositados en la wallet o cartera. Los activos digitales se encuentran en la Blockchain. Lo que hace la wallet es que nos permite acceder a nuestros activos mediante la clave privada.

Reparemos un poco en esto. Si existe una clave privada, seguramente existe una clave pública. Entendámoslo con una analogía. Su casa tiene una dirección, una nomenclatura. Por ejemplo Calle 127 # 18 – 14. Esa dirección es pública, cualquiera la puede tener. Esa es la clave pública. Pero para entrar a esa casa se necesita una llave. Esa llave solo la tiene usted. Esa es su clave privada. Lo mismo ocurre con las wallets. La clave pública la podemos dar a cualquier persona para recibir depósitos, es nuestra dirección. La clave privada, en cambio, solo la tenemos nosotros y nos da acceso a nuestros fondos.

Aquí vale la pena mencionar que, contrario a lo que ocurriría si pierde las llaves de su casa, si pierde la clave privada de su Wallet ningún cerrajero podrá ayudarlo. Recuerde que en este mundo usted es su propio banquero. No hay servicio al cliente al cual llamar. Existen usuarios que han perdido sus claves privadas. Uno de ellos con 250 millones de dólares en BTC. En esto hay un dicho que dice: not your keys, not your coins. Algo así como: si no son tus llaves no son tus monedas. Nunca pierda eso de vista.


Tipos de Wallets.

Ya sabemos, en términos generales, qué es una wallet. Ahora debemos saber qué tipos de carteras existen. Básicamente las podemos dividir en billeteras custiodiadas y billeteras de autocustodia. Veamos.

BILLETERAS CUSTODIADAS.

Son aquellas en las cuales usted no tiene la clave privada. Exacto: not your keys, not your coins. Sus activos están custodiados por el Exchange o plataforma de intercambio. Por lo general es lo que hacen quienes inician en este asunto. Tienen como ventaja que usted no debe preocuparse por la custodia de sus activos pero esa también es su debilidad. ¿Qué ocurre si el Exchange cierra llevándose las claves privadas que dan acceso a sus activos? Se pierde todo. Así de simple. Los usuarios de FTX nos pueden contar su experiencia.

Otro reparo que le veo a estas wallet es que contravienen la filosofía fundacional del criptomundo. La idea principal de este rollo es eliminar al intermediario. Si vamos a confiar nuestros activos a un Exchange, mejor dejemos los papeles Fíat en el banco. La independencia y el anonimato son quizás la mayor cualidad de esta nueva economía. ¿Para qué echarla a perder con intermediarios?

BILLETERAS DE AUTOCUSTODIA.

¿Qué es una wallet?Aquí sí tenemos la clave privada y la custodia de nuestros activos. Lo que ocurra con ellos es nuestra responsabilidad y de nadie más. Estas wallets nos dan un grupo de palabras —algunas 12, otras 24— con las cuales podemos restaurar la clave privada y acceder a los activos. Si se pierden las palabras, nos jodimos. Estas palabras, también llamadas semillas, debemos copiarlas en un lugar seguro pues, quien tenga las semillas, tiene los activos.

Estas billeteras son mis favoritas por varias razones. La primera de ellas es porque me da el control total de mis activos. De eso se trata esto desde su nacimiento. Otra razón es porque como no hago trading, no veo necesidad de tener mis tokens permanentemente en un Exchange. Y la última razón es porque mi horizonte es de largo plazo. Intento crear un ahorro y compro de forma escalonada. Si sube, no vendo, algún día venderé, pero no ahora; si baja y puedo compro más y acumulo. Esa es la clave en cualquier tipo de inversión.

De estas billeteras ya he creado tres. Una para comprar pequeñas cantidades usando un bot de Telegram y la red Lightning Network. Sobre esta red hablaré en otro post. El bot de Telegram lo encuentran dando click aquí. La segunda wallet la uso para acumular activos y sostener posiciones (HODL en la jerga cripto). La tercera cartera la tengo para hacer Staking que consiste en poner los activos al servicio de la red a cambio de una remuneración. Este asunto del Staking da para otra entrada y tal vez la haga pronto.

A su vez, estas billeteras de autocustodia se dividen en tres grupos a saber.

BILLETERAS CALIENTES.

Una billetera caliente, o hot wallet, es un software para escritorio, móvil o una aplicación web que nos permite acceder a nuestros activos. Sin duda son mejores que los Exchange pero, al estar conectadas todo el tiempo a Internet, es de suponer que tampoco se encuentran exentas de riesgo. Si usted es cuidadoso con sus claves, y tiene buenos hábitos de uso de Internet, es casi seguro que sus activos estarán a salvo. La gran mayoría de robos que se han presentado en estas wallets han sido por descuido de los usuarios.

De estas billeteras hay montones, para todos los sistemas operativos y hasta extensiones para el navegador. No quiero recomendar ninguna pero en Internet, muy a menudo, se actualiza el ranking de las mejores wallets.

BILLETERAS FRÍAS.

¿Qué es una wallet?Se trata de dispositivos físicos, hardware, en donde almacenamos la clave privada protegida con criptografía. Al estar fuera de línea son más seguras que las billeteras calientes. Sin embargo, tienen como desventaja que usar los activos se vuelve dispendioso al tener que conectar el dispositivo y hacer todo un proceso para enviar el dinero o pagar. Otra desventaja es que no son baratas. Una billetera Ledger puede estar por el orden de los US$ 150, aproximadamente. Creo que es útil cuando se trata de custodiar una cifra considerable. De otra forma no le veo sentido.

Si se pierde el dispositivo no pasa nada. Pierde el dinero que le costó adquirirlo pero, si usted tiene sus claves, sus activos seguirán bajo su custodia. Otra cosa es que pierda el dispositivo y la clave, en cuyo caso, se jodió. Recuerde: not your keys, not your coins.

Creo que en algún momento, cuando tenga un ahorro considerable en criptoactivos, compraré una de estas. Eso sí, sin dejar de usar la billetera caliente para transacciones rápidas. Total, enviar saldo de una a otra se hace en segundos, con un click y con comisiones muy bajas.

Los grandes tenedores de criptoactivos custodian su riqueza en estos dispositivos.

BILLETERAS DE PAPEL.

¿Qué puedo decir? Es lo más rústico. Usted escribe sus semillas en un trozo de papel y lo guarda en un cajón o en una caja fuerte. Tiene, desde luego, como ventaja la seguridad de no estar en línea y sale barato porque no hay que comprar un dispositivo pero, ¿y si se pierde ese puto papel? Creo que hay opciones menos decimonónicas de proteger el criptoahorro.

Hasta aquí el post. Espero haber ayudado a entender qué es una wallet. En una próxima entrada explicaré algunos métodos de comprar criptoactivos de forma segura. Hasta la próxima.

Categories: Cripto, Finanzas Personales, Inversiones, Libertas, Tech
Inversor

Written by:Inversor All posts by the author